Primeros años

Nave María nace en 2016 como un proyecto gastronómico y cultural. Como un lugar de encuentro, de creación y transformación, principalmente dirigido al mundo corporativo.
Aquí se han llevado a cabo diferentes tipos de talleres formativos y otras manifestaciones artísticas y gastro-culturales, siempre desde la perspectiva de la sostenibilidad.

Una casa consciente e inspiradora, un pequeño hogar que se estructura bajo dos conceptos fundamentales; La Luz, que nos inunda y nos llena de energía y El sabor de los platos que aquí se preparan.

Un homenaje a la madre, a la calidez del hogar, a la sencillez de una comida familiar, y, sobre todo, al amor.

 

»Gastronomía, Cultura Regenerativa y Formación Consciente; estos son los pilares que nos permiten establecer un diálogo con la sociedad para conseguir el mundo equilibrado con el que soñamos.»

Marta, Cumi y Borja.

Meet the team

Nave Maria,  fue un día una carpintería. Tiene un aforo de 180 personas, una altura de cinco metros y medio a las cerchas (7 ́30m altura máxima), suelo de cemento y un pequeño hammam de agua salada climatizada. Cuenta con un camerino y tres baños en la entrada y un pequeño patio con un invernadero y un pequeño huerto en la fachada oeste. Todo en una superficie de unos quinientos metros cuadrados con entrada libre de carruajes.

Descarga dossier

Nave Marieta,  era un viejo almacén. Con una altura de cuatro metros y medio a las cerchas (6´30m altura máxima) y suelos de madera y baldosa hidráulica. Dispone de un camerino y un pequeño almacén y cuenta con dos baños y un pequeño patio que comunica exteriormente las dos naves. Aquí desarrollamos ahora nuestra dimensión más cultural: Presentaciones-Encuentros-Exposiciones-Conferencias…

Descarga plano.

Descarga dossier con fotos.

Proyecto: La Cantina Divina

Durante los meses de Junio y Julio de 2021, Nave María se convertía en un Restaurante-Escuela de Cocina cuyo objetivo principal era la formación y la inserción socio-laboral de jóvenes en riesgo de exclusión social.

Una iniciativa social y gastronómica en busca de una sociedad más justa y equilibrada y que soñamos con volver a poner en marcha muy pronto.

La carta

La propuesta gastronómica se centraba en una cocina sana y natural, basada en productos locales y de temporada, cocinada sin prisas, de forma honesta, dando como resultado una cocina rústica pero elegante.

Sabores clásicos y nostálgicos o platos más actuales de inspiración thai, hindú y peruana. Desde un desayuno o brunch, un zumo verde y un bocadillo o una tosta, hasta un plato más elaborado o un guisote casero.
Y, siempre, un menú de picoteo de bar que ofrece deliciosos aperitivos.

También ofrecíamos una cuidada selección de Vinos Artesanos que hablaban de personas y territorio y nos descubrían una forma honesta y respetuosa de hacer vino.

Si has llegado hasta aquí, merece la pena que veas cómo era Nave María cuando nos la encontramos por primera vez y nos enamoramos locamente de ella…